Instalación de barra anti empotramiento para homologación en la ITV

Dispositivo de antiempotramiento trasero Por reglamentación, deben instalarse dispositivos de protección trasera en los vehículos de todas categorías, de forma que se ofrezcan una protección eficaz contra el empotramiento de los vehículos de categorías M1 y N1 que choquen con su parte trasera.

A los efectos de la Directiva 97/19/CE de la Comisión de 18 de abril de 1997, se entiende por vehículo cualquier vehículo a motor destinado a circular por carretera, con o sin carrocería, con cuatro ruedas como mínimo y una velocidad máxima por construcción superior a (25 km/h), así como sus remolques.

Se exceptúan los vehículos que se desplacen sobre raíles, los tractores y máquinas agrícolas y las máquinas de obras públicas. El dispositivo de protección trasera contra el empotramiento, consiste, en un travesaño y en elementos de conexión a los largueros o estructura resistente del vehículo. La altura del perfil del travesaño deberá ser de, al menos, (10 cm).

barra antiempotramiento

Los extremos laterales del travesaño no deberán estar curvados hacia atrás, ni presentar ningún borde cortante hacia el exterior; dicha condición se cumplirá cuando los extremos laterales del travesaño presenten el exterior redondeado, con un radio de curvatura mínimo de (2,5 mm).
El dispositivo deberá ofrecer una resistencia suficiente a las fuerzas aplicadas paralelamente al eje longitudinal del vehículo y estar conectado, en posición de servicio, a los largueros del bastidor del vehículo o a aquello que haga sus veces.

Para que el dispositivo cumpla con su función de ofrecer una protección eficaz contra el empotramiento de los vehículos de categorías M1 y N1 que choquen con su parte trasera se debe cumplir en su instalación las condiciones desarrolladas en la Directiva 97/19/CE de la Comisión de 18 de abril de 1997.

barra antiempotramiento medida

El dispositivo deberá montarse lo más cerca posible de la parte trasera del vehículo. En ningún caso estará instalado a una distancia superior a la indicada en el certificado de homologación CE del dispositivo de protección trasera como entidad técnica.

Cuando la parte trasera del vehículo esté construida y/o equipada de manera que las partes que la integren puedan considerarse, debido a su forma y a sus características, como elementos que sustituyan al dispositivo de protección trasera contra el empotramiento, no es necesaria la instalación específica de un dispositivo adicional de protección trasera. Se considerarán semejantes al dispositivo de protección trasera contra el empotramiento aquellos elementos cuya acción conjugada responda a las prescripciones descritas con anterioridad en este apartado.

No obstante las disposiciones precedentes, los vehículos de los tipos siguientes podrán no ajustarse a las prescripciones del Anexo II de la Directiva 97/19/CE de la Comisión de 18 de abril de 1997 por la que se adapta al progreso técnico la Directiva 70/221/CEE, en lo referente a la protección trasera contra el empotramiento:

*Tractores para semirremolques
*Remolques destinados al transporte «suspendido» de madera sin desbastar o de otras piezas de gran longitud
* Vehículos para los cuales la existencia de una protección trasera contra el empotramiento sea incompatible con su utilización.

Para los vehículos de una de las categorías M1, M2, M3, N1, O1 u O2, si estando en vacío, ningún punto del borde inferior del dispositivo está una altura superior a (55 cm) del suelo sobre una anchura no inferior a la del eje trasero en más de (10 cm) cada lado (exceptuando la dilatación del neumático en la proximidad del suelo) a una distancia no mayor de (45 cm) medida desde el extremo, no será necesaria la instalación adicional de un protección trasera contra el empotramiento.